¿Qué buscamos en un restaurante?

¿Qué buscamos en un restaurante? 1

Estarás de acuerdo conmigo en que nos gusta salir a comer fuera de casa y Sevilla es una ciudad que se presta a eso, por su clima, su ambiente y sus buenos alimentos.

Para muchos salir a comer a un restaurante es una buena forma de evadirse y romper con la rutina. Esto sumado a que uno de nuestros mayores placeres es comer, hace que no nos lo pensemos mucho y salgamos a que nos pongan la comida por delante.

Pero, ¿qué buscamos en un restaurante? ¿Qué nos lleva a visitar un restaurante por primera vez o repetir? Por supuesto la comida, su calidad, variedad, cantidad y presentación, pero hay muchos más elementos que rodean ese rato tan preciado y placentero, alicientes que nos hacen inclinarnos a ir a un restaurante, ya sea el mismo de siempre o  uno nuevo.

Comencemos analizando nuestra actitud en un restaurante. Normalmente estamos con disposición  relajada o así debería ser, dejando que todo suceda a nuestro alrededor. De aquí la importancia de un restaurante tranquilo y cómodo. Es muy importante el papel del personal del restaurante que debe preocuparse de servirte a tiempo y fijarse en que todo esté correcto. Por lo general, cuando estamos disfrutando de un rato ocioso no nos gusta llamar la atención a nadie porque nos falte o no nos guste algo, por eso es importante la atención que preste el camarero que nos sirve.

La ambientación del restaurante también es una invitación para que acudamos o no. Nos gusta encontrarnos en un ambiente agradable, luminoso, limpio y que transmita buen rollo. No nos gustan los locales ruidosos, pero tampoco debe haber absoluto silencio. Una música de ambiente nos hará sentirnos más cómodos y puede ser un elemento clave para transmitir sensaciones.

La decoración podrá importar más o menos, y en nuestra escala de valores tendrá diferentes posiciones, pero está claro que es algo relevante. Las personas somos curiosas y nos gusta examinarlo todo y encontrar los detalles más escondidos. De esta forma, un restaurante que cuide los detalles de su exterior estará llamando a la clientela, y cuidando los detalles del interior estará invitando a repetir. Si nos gusta la decoración de un restaurante, sumará puntos para visitarlo.

Por supuesto, nos gusta un restaurante que cuide su trato con el cliente, que lo conozca o se preocupe por conocerlo. El trato agradable con el cliente da encanto y personalidad al restaurante. En cierta forma buscamos familiaridad, si la encontramos es muy probable que volvamos a comer allí.

La suma de todos estos elementos y el precio, nos dará la relación calidad-precio. Un restaurante debe ofrecer una buena  relación calidad-precio. Lo satisfechos que salgamos de un restaurante junto con lo que hemos pagado hará que establezcamos esa relación, que si es buena seguro repetiremos.

¿Qué buscamos en un restaurante?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba