Ligar en las comidas de empresa 1

Ligar en las comidas de empresa

¿Ligamos en las comidas de empresa?

He querido acercaros algunos datos sobre las relaciones sentimentales que entablamos en el trabajo y he dado con un estudio de la consultora americana CareerBuilder que confirmaba unos años atrás que España es, junto con Grecia y Holanda, uno de los países en los que más surge el amor entre compañeros de trabajo.

“Es natural que un hombre y una mujer se atraigan en la oficina”, dice la directora del instituto Hite Research International. A priori, esto parece obvio pues nuestras jornadas laborales son largas, y también por nuestra cercanía y nuestra tendencia a crear relaciones de amistad en el trabajo.

Pero, aunque la mayoría de las indirectas, miradas y otras señales amorosas empiezan de puertas para adentro de la oficina, realmente es fuera del trabajo donde la relación se encauza, ya sea tomando algo después del trabajo, en las reuniones que realizan los compañeros o en las famosas comidas de empresa.

En las comidas de empresa se reúnen muchos factores que dan lugar al filtreo. Para empezar, ese día los empleados se quitan el uniforme (los que tengan), se arreglan, y se peinan de forma diferente a como lo hacen a diario y, por si fuera poco, derrochan más simpatía que nunca. Además, los trabajadores son muy conscientes de que están fuera del trabajo, lo que ya relaja bastante el ambiente haciendo incluso que puedan olvidar de que al día siguiente volverán a verse en la oficia. Para continuar, toda esa relajación da paso a tomar algunas copas, a bailar y a hablar por los codos, de forma que se pierde toda la vergüenza.

Muchos no se lo plantean hasta que no se ven en situación pero, sin embargo, una de cada cuatro personas tendrá previsto aprovechar la comida de empresa para ligar, filtrear o coquetear. Esto quiere decir, que la comida o cena de empresa es vista por un 25% de la plantilla como una brillante oportunidad para acercar posturas (y nunca mejor dicho) con esa persona que te hace tilín en el trabajo.

Todos sabemos que muchas relaciones han nacido en la oficina o fuera de ella, pero en cualquier caso entre compañeros de trabajo. No obstante, se estima que el 30% de ellas nunca se hicieron públicas.

Nos sorprende conocer otro dato: una vez que estas relaciones terminan, el periodo de ruptura y la relación de después no resultan tan tormentosas como las relaciones que se rompen con otras personas ajenas a nuestro entorno laboral y en la mayoría de los casos sigue prevaleciendo el buen rollo en el trabajo. Sorprendente, ¿verdad?

Es imposible saber a ciencia cierta si ligarás o no en tu comida de empresa. Lo que si puedes asegurar es la plena diversión y un día inolvidable con tus compañeros en Artemio. Podréis cenar, tomar copas y bailar en nuestros salones, sin moveros del sitio. Visítanos en Sevilla capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba