Cuánto nos cuesta la boda y cómo ahorrar con pequeños detalles 1

Cuánto nos cuesta la boda y cómo ahorrar con pequeños detalles

¿Quién no quiere una boda perfecta? Las bodas son celebraciones en las que se pone un gran empeño desde meses o incluso años atrás. Muchos detalles, muchos gastos y un presupuesto limitado al que le puedes sacar el máximo partido si te organizas y administras bien.

El coste total de una boda (incluida la luna de miel) oscila entre los 16.000 y 25.000 euros, en la mayoría de los casos. Gran parte de parejas que se van a casar comienzan a ahorrar durante 2 años e incluso es necesario dar un achuchón al final.

Lo más importante es establecer un presupuesto y movernos dentro de él, y en la medida de lo posible evitar dejarnos llevar por la emoción de la boda.

Un consejo que deben seguir a rajatabla los futuros contrayentes es tener una agenda donde puedan anotar y comparar los diferentes precios de todos los elementos que forman una boda, desde el traje de los novios, hasta el banquete o la luna de miel.

Como decimos, es importante informarnos y consultar muchos presupuestos hasta dar con el que más se ajuste a nosotros. Saber lo que nos cuesta cada cosa es muy importante para detectar gastos innecesarios, que si los sumamos nos supondrá un ahorro importante.

A continuación, dividiremos las diferentes partidas de gastos de una boda y os daremos pequeños trucos que te pueden ayudar a ahorrar en tu boda:

Los trajes de los novios:

La mayoría de las parejas buscan sus trajes en tiendas especializadas en este campo y con cierto reconocimiento. Las novias tardan más en elegir el traje y su presupuesto es mayor que el de los novios, ya que cuentan con más complementos, además de peluquería y maquillaje.

El precio oscila entre los 1.200 y 2.000 euros en la mayoría de las tiendas de novia. El traje de los novios tiene un precio menor, rondando entre los 400 y 900 euros, en la mayoría de los casos.

Ahorrar en este ámbito parece más complicado, porque queremos casarnos con el traje que nos gusta y no nos importa hacer un sacrificio extra para eso. Hay quienes recortan este gasto comprando los trajes de segunda mano, alquilándolos (sobre todo ellos) o, en el caso de ellas, optando por vestidos blancos más sencillos, hechos a medida o comprados en tiendas no especializadas.

Fíjate  también en vestidos de otras temporadas, éstos tendrán un precio inferior y con algún retoque pueden quedar actuales.

Para recuperar una parte del dinero, muchas parejas venden sus trajes de novios en tiendas especializadas, a conocidos o por internet.

Anillos de boda:

Normalmente los novios se gastan una media de 500 euros en las dos alianzas, pero la horquilla de precios de los anillos es muy amplia y depende del gusto de cada persona.

Únicamente apuntar que si quieres conseguir el mejor precio, es importante que visites varias tiendas tanto en establecimientos de renombre como en joyerías de barrio. El mismo anillo puede tener diferentes precios según donde lo compres.

Invitados:

La tendencia de los últimos años viene marcada por celebraciones más íntimas y sencillas: la familia y unos cuantos amigos. Esto se debe al ahorro que supone, y también a que las parejas ya no buscan una celebración multitudinaria.

Piensa que el número de invitados que haya en tu boda está directamente relacionado con el dinero que te costará el banquete y también con los regalos de recuerdo.

Mira este artículo de 10 tips para una lista de invitados económica.

Banquete:

En el banquete habría que analizar varias cosas: la temporada, la hora y el menú de bodas.

Lo primero que hay que saber es que es probable que consigas mejor presupuesto si haces la reserva del restaurante con mucha antelación.

Por otra parte, en España alrededor del 75% de las bodas se celebran entre verano y otoño, por lo que elegir otra fecha fuera de esas temporadas puede ser más económico, además puede haber ofertas especiales.

También hay que tener en cuenta que la mayoría de los novios prefieren casarse por la tarde y celebrarlo con una cena, por lo que el banquete al medio día puede tener otros precios.

Además, el día más concurrido en bodas son los sábados, así que puedes optar por días como viernes o domingo.

Y hablando del menú, el precio del cubierto es muy difícil de encajar en un intervalo, pues hay diversidad de menús y servicios. Conviene comparar y asegurar bien lo que se está contratando. Muchos restaurantes son flexibles a la hora de ofertar los menús, incluso ofrecen packs más económicos.

Si vas a elegir la barra libre opta por una marca de cada bebida, así evitaremos mayores compras.

Flores:

El gasto de las flores en una boda es importante y dependerá de la abundancia de las mismas.

Infórmate de las bodas que se van a celebrar en tu misma iglesia o salón de celebraciones ese día, ya que puedes coincidir con otra pareja y repartir los gastos florales, siempre que os pongáis de acuerdo.

También debemos conocer cuáles son las flores de temporada que hay disponibles en la fecha de nuestra boda, ya que, no solo lucirán mejor, también serán más económicas.

Un ramo de flores naturales suele costar alrededor de 150 euros y de flores artificiales unos 70 euros. Pregunta en la tienda como sacar el máximo partido a las flores para abaratar costes.

Otra posibilidad para ahorrar dinero en esta partida es utilizar flores artificiales en lugares como la iglesia o el banquete. También puedes completar los adornos o los centros de mesa con velas, más baratas y que harán que no necesites tanta flor.

Invitaciones:

No suponen un gasto muy elevado en nuestra boda. No obstante, si queréis ahorrar y disponéis de tiempo, podéis elaborar tarjetas vosotros mismos o mandarlas por correo junto con una foto vuestra o un video, que podréis personalizar para cada invitado o hacerlo estándar.

También podéis crear un blog para vosotros y vuestros invitados. Es una buena idea para mantener el contacto, actualizar la información y confirmar asistencias.

Regalos:

El regalo para los invitados puede costar alrededor de 3 euros por persona, y muchas parejas en la actualidad deciden omitirlo. En cuestión de ahorrar, hay que echar imaginación o buscar por internet ideas para crear vosotros mismos el obsequio de la boda. Será único y digno de valorar por parte de los invitados. Si es algo útil mucho mejor.

Música:

Es muy importante que os informéis acerca de la existencia de equipo o DJ en el salón de celebraciones de la boda.

Muchos restaurantes regalan la música y el Dj a los novios y otros no disponen de dicho equipo. El precio medio de un DJ para una boda ronda los 300 o 400 euros, por lo que si el restaurante lo regala, mucho mejor.

Fotografías y videos de boda:

Normalmente se contratan a dos personas para que hagan las fotos y los videos y nos supone un coste de entre 300 y 500 euros. Infórmate de los diferentes paquetes que tienen y escoge el más barato.

Otra opción es pedirle al fotógrafo que solo haga las fotos, os pase el CD sin retoques y os encarguéis vosotros de lo demás. Podría suponer un pequeño ahorro.

Si quieres suprimir del todo este gasto, podéis hacer las fotos vosotros mismos o los invitados, que estarán encantados de capturar los mejores momentos del día. Eso sí, no tendrán un acabado muy profesional.

Traslados:

Otro gasto, con el que a menudo nos enfrentamos en una boda y que es muy elevado, es el transporte en autobuses para los invitados. El alquiler de un autobús puede costar entre 400 y 500 euros por unas cuantas horas.

Este gasto se puede suprimir fácilmente celebrando el banquete en la capital.

Luna de miel:

Si con todo lo anterior has conseguido ahorrar algo, este es el mejor sitio para invertirlo: tu viaje de novios.

Es el viaje que has estado esperando mucho tiempo, pero no por eso hay que tirar el dinero.

Para este viaje de pareja el destino preferido suele ser la playa, sobre todo lugares paradisiacos, a los que normalmente solo vas en la luna de miel. El gasto medio suele estar entre los 1.000 y 1.500 euros por persona.

Por suerte, tenemos una amplia fuente de información en internet y podemos buscar y comparar muchas ofertas, tanto en hoteles, como en vuelos y otras actividades. Y si no, siempre encontraremos mejores precios en nuestras costas. No hace falta irse lejos para estar en rincones sorprendentes.

En Artemio ponemos a vuestra disposición toda la información que requiráis para que toméis siempre la mejor decisión. Nos encontramos en Sevilla capital.

Scroll hacia arriba